Salud

¿Cómo modificar hábitos negativos?

A diario practicamos diferentes hábitos, como lavarnos los dientes, mirarnos al espejo al despertar, dar los buenos días cuando llegamos a algún lugar y de más. Pero así como tenemos hábitos buenos también tenemos hábitos negativos.

Estos hábitos podrían estar causando un retroceso en nuestras vidas. Pues por más que intentamos ser mejores o alcanzar el éxito, estos nos desvían de nuestros sueños.

Ahora bien, si lo que quieres es eliminar esos hábitos negativos de tu vida, sólo sigue los siguientes pasos que listo a continuación.

1. Aceptar que un hábito me está dañando.

Así como lo lees, aceptar que tienes un mal hábito es el primer paso para poder cambiarlo, si no reconoces que has cometido un error no podrás corregirlo, primero debes aceptar que ese hábito negativo está afectando tu salud, familia o alguna parte de tu vida, para así convencerte a ti mismo que DESEAS modificarlo por tu bien.

Tal vez, todos te dicen que ya debes dejar de ver tanta televisión, y has comenzado a notar que últimamente ha disminuido tu rendimiento físico pues prefieres quedarte viendo toda la tarde Netflix a salir a correr.

Esto ha ocasionado que comiences a incrementar unos kilitos de más. Lo que hace que se mueva un poco tu consciencia y consideres necesario modificar este mal hábito. Reconocer que necesitamos cambiar un hábito, es el primer paso para lograrlo.

2. Investigar por que ese hábito es malo para tí

Si ya reconociste que un hábito es malo para ti, pero no terminas de convencerte, puedes recurrir a averiguar lo que los expertos señalan sobre dicho hábito negativo.

Por ejemplo, seguramente ya has leído en diferentes lados que ver televisión todos los días es un mal hábito. Pues bombardea tu mente con publicidad y muchos de esos programas no te aportan nada positivo.

Mientras más información encuentres en la que se señale que es mejor dejar ese mal hábito, mejor. Pues de esta forma uno abre los ojos. Tendemos a hacerle mas caso a lo que leemos en San google a lo que nos dice nuestra familia y las personas a nuestro alrededor ¿o no?

3. Estar convencido que un hábito se puede modificar

Una vez que hayas identificado el hábito negativo y hayas reconocido que es necesario eliminarlo de tu vida debes creer que es posible. Muchas veces nos auto boicoteamos, y nuestra mente nos dice “así soy, ¿y qué?” o “¿Para qué cambio?, toda mi vida he sido así y nunca me ha pasado nada malo”.

Convéncete y ten fe en que todo es posible por lo tanto puedes eliminar ese hábito negativo

Debemos ser fuertes y ¿por qué no? también tener fé en que todo es posible, convéncete a ti mismo de que puedes hacerlo. Si no funciona, algo que siempre me da un empujón es escuchar que alguien me dice que no puedo lograr algo. Entonces le hecho mas ganas para demostrar que SÍ PUEDO. Ten seguridad en tí y podrás dejar ese hábito negativo.

4. Cambia el hábito negativo por una actividad que te guste.

Creo todos tenemos alguna actividad que nos apasiona, puede ser la fotografía, pintar, tocar algún instrumento musical, leer, bailar o meterte al gym y hacer un tremendo workhard!

Date la oportunidad de realizar esa actividad que amas o que siempre quisiste aprender, cada que tengas la necesidad de agarrar tu smartphone para perderte ahí toda la tarde (este es un hábito negativo), mejor regálale una hora a tu cuerpo para realizar ejercicio.

Inclusive puedes implementar alguna actividad que nunca hayas intentado pero sabes es benéfica para tí. Por ejemplo LEER. ¿Sabías que las personas exitosas y millonarias leen en promedio 1 libro por semana, es decir 48 libros al año?

Imagínate si te leyeras esa cantidad de libros y fueran sobre finanzas personales, emprendimiento, inversiones, superación personal o inteligencia emocional. Creo en un año, tendrías las bases suficientes para poder ser un multimilllonario. ¿Te animas?

5. Implementa esa nueva actividad por 21 días consecutivos.

Autores señalan que nuestra mente se caracteriza por tener cierta plasticidad. Esta plasticidad se refiere a que es moldeable, se moldea gracias a las actividades que uno realiza con frecuencia. Por lo tanto, es mentira que una persona no puede cambiar.

Definitivamente puede cambiar, siempre y cuando sea su voluntad y realice una nueva acción por 21 días consecutivos, por ningún motivo puede saltarse un sólo día, durante la creación de un nuevo hábito.

Pasados los 21 días, será necesario continuar con ese hábito frecuentemente, es decir unos 4 días por semana. Pues de lo contrario, ese nuevo camino neuronal se apagará, cayendo de nuevo al inicio.

Para motivarte más, puedes ir marcando en un calendario o en tu agenda los días en los que realizaste tu nuevo hábito. Así, visualmente, te motivarás a continuar.

6. Establece metas medibles y posibles

Si decidiste crear el nuevo hábito de la lectura para sustituir el viejo hábito de ver televisión por horas diariamente. Puedes establecerte metas medibles y reales que te impulsen a continuar.

Por ejemplo, durante esos primeros 21 días del habito, tu meta diaria sería leer 30 minutos o 10 páginas de algún libro que te llame la atención.

A su vez, es difícil eliminar un viejo hábito a la primera, por lo tanto, es necesario comenzar a disminuirlo progresivamente. Si antes veías 3 horas diarias de televisión, disminuye ese tiempo a 1 hora diaria. Las dos horas restantes podrás invertirlas en tu nuevo hábito (leer) o en alguna actividad que te guste (bailar, correr, platicar con tu familia)

Ambas metas son posibles de cumplir y a su vez medibles, tanto en tiempo y cantidad, por lo tanto podrás sentirte orgullosa de cumplirlas a diario. Al finalizar los 21 días puedes recompensarte un día viendo una película de 2 horas, en señal de premio.

7. Reforzar a diario el nuevo hábito con la siguiente técnica: «Frente y fondo»

Para complementar y lograr cambiar un hábito negativo, te recomiendo realizar la técnica de PNL, llamada “Frente y fondo” la cual consiste en que te vas a imaginar realizando dos tipos de actividades, es como si te encontraras viéndote en una pantalla.

En una imagen te verás haciendo el hábito que quieres cambiar, imagínatelo con mucho detalle, observa que es lo que haces, escucha lo que dices y lo que los demás te dicen sobre tu hábito negativo y siente las emociones que genera ese hábito negativo.

También detecta en qué momento surge la necesidad de realizar ese hábito negativo. Por ejemplo, en ocasiones las personas que ven televisión lo hacen para olvidarse de los problemas personales o por que realmente no han descubierto alguna otra actividad que les interese hacer.

Posteriormente, imagínate a ti mismo practicando el nuevo hábito con el que deseas sustituir tu hábito negativo. O bien, imagina cómo te verías sin ese viejo hábito. Observa cómo te ves, qué haces, cómo te sientes con este nuevo hábito, qué dicen los demás de ti ahora que has logrado cambiar. Siente esa felicidad que inunda tu ser cada que practicas ese nuevo hábito, siente ese empoderamiento que indica que eres capaz de controlar tu vida y de llevarla como tu decidas…

Elimina habitos negativos gracias a la técnica frente y fondo

Ahora la imagen en la que te viste practicando el hábito negativo la llevarás al fondo y la imagen en la que te encuentras practicando tu hábito positivo o nuevo la traerás al frente. Esta acción lo harás simultáneamente en cuestión de segundos. Repite esta última actividad 5 veces.

La técnica puedes practicarla a diario o por lo menos 4 veces a la semana en caso de que se te esté siendo difícil dejar esos hábitos negativos

8. Frecuentar amigos o familiares con quienes practicar el nuevo hábito

Por último, si bien es cierto que nosotros somos el resultado de las personas con las que más tiempo pasamos. Entonces, debes procurar pasar mayor tiempo con aquellos amigos o familiares que practiquen tu nuevo hábito, si no hay nadie que lo haga esta puede ser una excelente oportunidad para conocer gente nueva y hacer amistades.

Frecuenta amigos con los que puedas practicar tu nuevo hábito

La cuestión es que dejes de frecuentar aquellas amistades que tienen esos hábitos negativos, pues de lo contrario por mas que lo intentes, a la larga volverás a caer en los mismos hábitos.

Puede sonar difícil si has intentado dejar ese hábito negativo en otras ocasiones y no pudiste, sin embargo si estas convencido de que puedes lograrlo, entonces puedes y lo harás. Si necesitas apoyo para esclarecer dudas sobre este post, coméntamelo al correo [email protected] o simplemente házmelo saber en los comentarios de abajo.

Sígueme en mis redes sociales, através de Instagram y Facebook, nos vemos pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *