Salud

Dime que emociones sientes y te diré que enfermedades tienes

Un 90% de las enfermedades provienen de emociones negativas acumuladas que sentimos, debido a situaciones externas y a las ideas preconcebidas que tenemos desde el momento de gestación y a través de nuestro crecimiento.

Sólo el 10% son debido a contagios y todavía así, nosotros las hemos atraído a través de nuestros pensamientos predominantes diarios. En el siguiente post encontrarás enlaces a diccionarios de emociones que detonan enfermedades, programaciones y técnicas que podrás utilizar para sanar tu alma y por ende tu cuerpo.

Las recomendaciones sugeridas a continuación provienen de la autora Louise Hay. Si has llegado a esta publicación es porque padeces de ciertas enfermedades, de ser así y si tienes alguna duda sobre lo descrito a continuación, házmelo saber al correo [email protected] y con gusto te apoyare para resolverlas.

*Programaciones adquiridas en la etapa de gestación

Comencemos por el inicio, es decir en tu etapa de gestación. ¿Sabías que las emociones que sintió tu madre mientras te formabas en su vientre han influido en tu forma de ser y en las enfermedades que actualmente posees? Si fuiste un hijo planeado, cuyos padres se encontraban en un matrimonio estable, es más probable que seas una persona sana. Sin embargo, si en su momento tu madre sintió inseguridad y miedo por tu nacimiento, todo eso lo resentiste tú, y puede que actualmente seas una persona llena de miedo y culpabilidad, en ese caso, te sugiero revises mi publicación, donde encontrarás técnicas para aumentar tu autoestima y seguridad en ti: ¿Cómo aumentar mi amor propio?

Inclusive, podrías preguntarle a tu madre ¿Qué emociones sintió cuando se enteró que estaba embarazada? ¿Cómo reaccionaron sus familiares? ¿Se encontraba en una relación estable con tu padre? Hazle saber que toda esa información te servirá para que tú puedas curar ciertas enfermedades, escúchala sin juzgarla ni presionarla. Sólo así abrirá su corazón para contarte con total sinceridad cómo fueron esos momentos para ella.

Las emociones de tu madre estando embarazada se reflejan en tu salud actual

Una vez que sepas las respuestas a las preguntas anteriores, tenlas presentes para cuando te remitas al diccionario de enfermedades, realices asociaciones ante lo que viviste en tu etapa de gestación y lo que describe como causas de las enfermedades. Puede que alguna de las emociones sentidas por tu madre haya creado una idea en ti y que esa idea sea la causante de tus enfermedades.

*Programaciones de la infancia

Date tu tiempo para analizar lo siguiente: ¿Cómo fue tu infancia? ¿qué criticaban tus padres de ti cuando eras pequeño? ¿Cuáles fueron los mensajes negativos que escuchaste? ¿qué te decían acerca del cuerpo? ¿Qué te decían acerca del amor y las relaciones? ¿Qué te decían acerca de tus talentos y habilidades? ¿Cuáles eran las ideas limitantes que te decían? ¿Qué ideas negativas o limitantes insertaron en ti tus maestros, tu religión, parientes y amigos? Posteriormente, revísalas y detecta cuáles de ellas predominan en tu mente. Pues son las que necesitas eliminar para poder aceptarte tal y como eres, eliminando sentimientos de culpabilidad. Recuerda que la culpabilidad crea enfermedades como el acné, anorexia, dedos artríticos, problemas en la espalda media, espinillas, insomnio, etcétera.

Realiza un listado de las ideas que fueron creando tus padres en ti cuando vivías bajo su cuidado. Después compara esas respuestas con los pensamientos que tienes hacia ti. Realiza afirmaciones positivas que eliminen esas ideas preconcebidas, te sugiero revises mi publicación: Logra el éxito a través de Afirmaciones y programaciones positivas

Claro está que en ella, encontrarás una guía para elaborar afirmaciones positivas de abundancia y prosperidad, pero tú las enfocarás a tener una excelente salud. Por ejemplo, si en tu cara tienes muchas espinillas, puede que poseas la idea negativa “nadie me ama” debido a que durante tu infancia, tu madre soltera no te prestó la atención que siempre deseaste tener debido a que se la pasaba trabajando todo el día y además nunca fue afectiva contigo (ya que tus abuelos jamás le demostraron cariño y afecto y por lo tanto ella tampoco aprendió a serlo). Entonces, tu habrás encontrado esa fuente de donde surgió esa idea en ti. Por lo tanto, tu afirmación positiva sería:

“Me amo y me apruebo, soy digno de ser amado. Atraigo a mi vida personas y sucesos que confirman que en mi mundo estoy rodeado de amor y aceptación”

Si deseas tener otros ejemplos a los que puedas recurrir para guiarte en la elaboración de tus afirmaciones positivas, te sugiero leer mi publicación: 10 afirmaciones positivas para tener una salud envidiable

De esta forma, iras realizando afirmaciones positivas en presente, evita usar las palabras NO, “debo” y “tengo que”. Una vez elaboradas, deberás repetirlas dos veces al día (en la mañana y en la noche) por 21 días.

*Los rencores, odio e ira detonan enfermedades

Conforme uno va creciendo atraemos situaciones que confirmen las ideas preconcebidas desde la infancia. Por lo tanto, si posees ideas negativas sobre el amor, puede que hayas sufrido infidelidades, divorcios o relaciones fallidas. Eso ocasionará que poseas rencores y odio hacia tu ex pareja.

Por otra parte, si durante tu infancia viviste con unos padres muy negativos, los cuales todo criticaban y nada les parecía, puede que tu también te hayas convertido en eso que tanto te desagradaba. Y ahora te pasas por la vida, haciendo corajes por que el coche de enfrente no maneja bien, o porque el día amaneció muy caluroso y hasta por que la sopa está muy fría. Es decir, nada te parece y la mayoría de las cosas te disgustan.

El odio genera cortisol, esta es la hormona del estrés

Reflexiona; ¿A quién le tienes odio? ¿A quién le tienes rencor? ¿Te han dicho antes que por todo te molestas? ¿Por qué siempre estas enojado? ¿Qué no has podido perdonar y olvidar? ¿Por qué vives enojado ante la vida? Una vez que hayas identificado a la persona que le tienes rencor te sugiero revises la siguiente publicación, donde encontrarás técnicas para perdonar y sanar emocional y físicamente.

Perdonar y olvidar, las claves para mejorar tu salud.

Recuerda tratar estas emociones, trabajar con el perdón, el olvido y comenzar a disfrutar de la vida, pues el odio, la ira y el rencor en exceso genera las siguientes enfermedades : Cáncer, dolores de garganta, hemorroides, infección, indigestión, laringitis, mal aliento, Bursitis, neuralgia, dolor de oído, quemaduras, vaginitis.

Para reforzar tu listado de afirmaciones positivas, te sugiero elaborar una lista por lo que te sientes agradecido. ¿Por tu familia, amigos, por tener un trabajo, una casa y una cama donde dormir, un cuerpo con todas sus partes funcionando? Cuando tengas esa lista, léela a diario después de tus afirmaciones positivas, esto hará que cambies tu perspectiva hacia la vida.

*Miedo e inseguridades también crean enfermedades.

Durante tu etapa de gestación ¿tu madre sintió miedo? ¿En tu niñez fuiste un niño sobreprotegido y que constantemente se limitaba a hacer lo que los otros niños hacían por miedo a ser lastimado, rechazado o agredido? ¿Tienes temor de disfrutar la vida, viajar, tener relaciones sexuales por miedo a la inseguridad, al que dirán o a Dios? De ser así, puede que necesites trabajar tus miedos, inseguridades y las ideas que te limitan a vivir con plena seguridad y confianza de que todo estará bien y en armonía.

Las emociones como el miedo en exceso ocasiona las siguientes enfermedades: Excesivo apetito, abortos espontáneos, acidez, amigdalitis, amnesia, calambres, calvicie, colesterol, desmayos, enuresis nocturna, problemas en la espalda inferior, frigidez, influenza, mareos, miopía, peso excesivo, úlcera, etcétera.

Elimina tus miedos, sientete seguro

En un primer momento deberás identificar los pensamientos limitantes que generan esos miedos e inseguridades en ti. Para a partir de ellos reprogramar tu mente a través de afirmaciones positivas. Como te señalé previamente, tus afirmaciones deberán estar en función de eliminar los pensamientos limitantes.

Por ejemplo, si el problema es que de pequeño fuiste un niño sobreprotegido, de tal forma que te asfixiaba tanto amor y cuidados por parte de tus padres hasta el grado de adquirir asma. Y ahora de adulto, tienes temor de lo que será tu vida pues ya no cuentas con ese apoyo incondicional de tus padres, su protección y guía. Ya que eres un adulto hecho y derecho que debe responsabilizarse de sus actos y solo el hecho de pensar que deberás asumir la responsabilidad y las consecuencias de tus decisiones te asfixia, cayendo nuevamente en el asma. Entonces, tu programación positiva sería:

“Ahora no hay peligro en que me haga responsable de mi vida. Opto por ser libre y confiar en que tomo las decisiones adecuadas para mejorar mi persona y felicidad.”

Para erradicar cualquier enfermedad, primero hay que detectar el pensamiento o vivencia que lo detona, de lo contrario podrás sanarte con medicamentos pero nuevamente recaerás.

*Otros pensamientos

Existen diferentes dolencias y cada una de ellas es detonada por un pensamiento. Te puedo ejemplificar un caso que la mayoría de las mujeres hemos sufrido (yo ya puedo presumir que soy de la minoría que no padece de esos dolores) y me refiero a los dolores menstruales.

Desafortunadamente, estos dolores van mas allá de un pensamiento que tengas arraigado desde la infancia. Me atrevería afirmar que en todas las culturas existe todavía ese tabú en el que menosprecian la menstruación. ¿A poco no en todos los comerciales que has visto en la tele muestran a una mujer sufriendo cuando se encuentran en sus días y hasta un médico sale de fondo explicando que es debido a las hormonas? Como si fuera un martirio ser mujer. Inclusive hay países (como en México) donde todavía vas a comprar a la farmacia unas toallas sanitarias y la encargada te pregunta que si quieres una bolsa para meterlas (porque ¡que vergüenza que todo el mundo se entere que estas en tu período!)

¿Acaso crees que la industria farmacéutica no se ve beneficiada todo el año vendiendo pastillas para el dolor menstrual? De ahí que cada vez sean mas los comerciales que reflejen esos horribles días que todas las mujeres tenemos que sufrir…

Lo sé, viéndolo desde ese punto de vista ¿no suena tan trillado verdad? Cuando entiendas que la menstruación es un proceso natural y comiences a verlo con ojos de amor, ¡Sí, amor! Pues serás afortunada algún día de poder dar un pequeño ser. Eres maravillosa y cada que tu período llega confirma lo hermoso que es ser mujer. El día que aceptes tu femineidad y te sientas orgullosa de serlo, ese día tus dolores menstruales desaparecerán.

Pero para ayudar ese proceso, recuerda que debes primero eliminar esos pensamientos negativos que todos los medios de comunicación han insertado en tu mente y que hasta tu familia puede que haya influido. Para esto, agrega a tus afirmaciones diarias:

“Acepto todo mi poder como mujer y acepto todos los procesos físicos como normales y naturales. Me amo y me apruebo. Ahora soy responsable de mi mente y de mi cuerpo. ¡Soy una poderosa mujer dinamita! Cada parte de mi cuerpo funciona perfectamente.”

Para finalizar, elimina la resistencia.

Si durante la elaboración de alguno de los ejercicios señalados en este post tú mismo comienzas a evadir la realidad con pensamientos como “esto no es para mí, esto no funciona, va en contra de mi espiritualidad, primero tendría que cambiar mi pareja para que yo pueda sanar, lo pensaré mañana, ya es demasiado tarde, no hay nada malo en mí, es demasiado difícil” o con acciones como me siento incomoda, mejor me cambio a la silla, o tu cuerpo comienza a sentir mucho calor, te comienza a picar alguna parte del cuerpo, etcétera. Puede que estés poniendo cierta resistencia a cambiar y poder sanar.

Realiza el siguiente ejercicio: toma un espejo y mirándote en él, di en voz alta: “Estoy dispuesto a cambiar” ¿qué emociones sentiste en ese momento? Si sientes incomodidad, vacilas y te resistes pregúntate ¿a qué vieja creencia te estás aferrando? Observa y detecta a que idea te estas aferrando ¿recuerdas de donde surgió?

Esta sería la primera afirmación que deberías agregar a tu lista de afirmaciones positivas si deseas eliminar esas emociones negativas que han creado tus enfermedades (en caso de que observes que tienes resistencia a cambiar):

“Estoy dispuesto a liberar la necesidad de resistirme, decido cambiar”

Si quieres que hable más sobre alguna de las emociones o enfermedades listadas en esta publicación, házmelo saber en los comentarios. En el siguiente enlace podrás encontrar el diccionario de las enfermedades, de la autora Louise Hay, donde señala la causa común de las enfermedades y propone una afirmación positiva que elimine esa causa.

Consulta el diccionario de enfermedades aquí

Si te gusto esta breve reseña, imagínate leer más de 100 técnicas para tener una salud envidiable. Esto puede ser posible si adquieres el libro Tu puedes sanar tu vida. A mi parecer, este es un libro que definitivamente debe ser de cabecera.

Una pequeña inversión para adquirirlo, significará un ahorro de cientos de miles de dolares que podrías invertir tratando de recobrar tu salud. ¿Te animas a ser parte de ese pequeño porcentaje que posee una excelente salud? Aquí abajo te dejo el enlace, para que puedas adquirirlo en formato digital a través de Amazon.

Definitivamente, te recomiendo también el libro de trabajo Ámate y sana tu vida. Ambos libros los he leído y han logrado que elimine viejos patrones de comportamiento y familiares que me mantenían en un estado de enfermedad tras enfermedad.

En el libro de trabajo Ámate y sana tu vida la autora te lleva de la mano con actividades, preguntas y técnicas que permitirán reflexiones de dónde vienen cada una de tus enfermedades pero también incluye técnicas para tener mayor abundancia, mejores relaciones, aumentar tu autoestima y éxito laboral. ¿Estás dispuesto a mejorar tu vida de forma radical?

Aquí te dejo el enlace: Amate Y Sana Tu Vida Libro De Trabajo

Al utilizar mis enlaces, puedo recibir una pequeña comisión por venta, sin que esto represente ningún costo adicional para ti. 

Recuerda compartir esta información valiosa con aquellos amigos y familiares que consideres podría ayudarles. Recuerda que el éxito no solo se refiere a cuestiones económicas, pues esta es nada si no tienes una buena salud. Cuida tu cuerpo para que puedas disfrutar de otros aspectos materiales que la vida te regala.

6 Comentarios

  • Marcela Quezada

    Me encantó la columna, todas las ideas y los conceptos muy claramente expuestos.
    Dentro de este devenir en que estamos incertos,cuesta el cambio de piel, duele el no sentirse capaz de reconocer que necesitamos ayuda, así que lecturas como ésta, ayudan a empujar la razón de SI quiero cambios en mi vida.
    Gracias por su aporte

    • admin

      ¡De nada Marcela! me gusta compartir esta información pues a mi me ha cambiado la vida. En lo que necesites y pueda apoyarte con mucho gusto lo haré

  • Isabel Cristina Martell

    Hola hace 1 mes me hice endoscopia digestiva alta y colonoscopia, tengo gastritis erosiva 😥 o sea lastimadas las paredes del estómago y divertículos en el colon, estoy tomando pastillas:gastromax 40 MG y dieta todo hervido, es por 3 meses el tratamiento, luego será el tema de divertículos..hace tiempo comencé a leer metafísica…me cuesta ser perseverante…la aflicción me domina…o pensamientos….me puedes ayudar? Gracias 😉

    • Yadira

      Hola Cristina, muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar. Definitivamente, la metafisica te ayudará muchisimo a sanar, pero como bien señalas debes ser constante. Te envié a tu correo algunas recomendaciones y afirmaciones positivas que pueden ser de mucha ayuda para combatir la gastritis y los divertículos. Espero puedas tomarte el tiempo para leerlo. De igual forma en el correo te sugiero formas para poder controlar esos pensamientos y aflicciones que te dominan. Espero te sea de mucha ayuda

      • Soledad

        Hola estuve leyendo su material y la verdad me pareció muy interesante también hice el test, y estuve leyendo sobre las enfermedades que causa las emociones, yo por ejemplo sufro de insomnio y suelo tener dolores de cabeza y entre eso eh vuelto a subir de peso despues de que deje de hacer ejercicios e ir al gimnasio, la verdad que el gimnasio para mí es mi lugar de terapia y después de eso dejé de cuidarme también.. y se que todo depende de mí y que la voluntad debe salir de mi, pero sinceramente no sé en donde quedó eso, lo tengo en mi mente constantemente pero no lo hago..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *