Guía para el exito en tu vida

¿Quieres ser millonario? Conoce los secretos de la mente millonaria

En este post encontrarás ¿cómo piensan los ricos?. El autor Harv Ecker, en su libro los secretos de la mente millonaria nos explica los secretos mejor guardados de las personas más ricas y prósperas del mundo.

¿No te alcanza el dinero a fin de mes? ¿Sientes que cada día que pasa, la crisis económica se pone más difícil? ¿Por más que intentas ahorrar, de repente un día sucede un imprevisto y terminas gastándote todos tus ahorros? Si este es tu caso, te invito a continuar leyendo para que conozcas cómo piensan la gente más rica del mundo e implementes su método de administración del dinero a través de la distribución en 6 sobres.

Los secretos de la mente millonaria

1. Tienen muy claro que los pensamientos generan sentimientos y éstos a su vez, acciones

El autor T Harv Ecker. En su libro Los secretos de la mente millonaria, Ecker señala que la relación que tenemos hacia el dinero determina nuestra realidad. Cuando explica dicha relación se refiere a que los pensamientos generan sentimientos y éstos a su vez, acciones.

Cuando pensamos en una persona que tiene altas sumas de dinero ¿qué pensamos? ¿cómo nos imaginamos que ganó el dinero? ¿Crees que es una persona honesta? ¿te lavas la mano cada que tocas un billete o moneda?

Muchas personas ven su realidad muy lejana a la de una persona millonaria, si al responder las preguntas anteriores tu respuesta fue algo similar a:

“Las personas millonarias son deshonestas pues seguramente lograron todo ese dinero por robos y corrupción, aprovechándose de los trabajadores, pagándoles una miseria para recibir grandes sumas de dinero por su trabajo. Y sí, cada que agarro billetes y monedas me lavo las manos porque así me enseñaron desde la infancia”

Puede que desde ahí comience la gran brecha entre tú y el dinero, tus pensamientos te impiden prosperar y aceptar la abundancia por que crees que un millonario obtuvo el dinero por corrupción, por lo tanto si tu tienes grandes sumas de dinero te sentirás y serás un corrupto!

Algo que comúnmente hacemos a diario… correr a lavarnos las manos cada que tocamos un billete y monedas. Es obvio que tienes que lavarte las manos (que es una acción) pero porque vamos comer o porque iremos al baño…pero no asocies y programes a tu mente diciéndole que el dinero es sinónimo de suciedad.

En algún curso de motivación, recuerdo que el expositor comenzó a masticar un billete de 100 pesos, creo fue un acto un tanto extremo pero me gusta compartir esta experiencia que representa que debemos amar la abundancia, la prosperidad y aceptar que es bueno y posible alcanzar altas sumas de dinero, es decir a tener una mente millonaria.

Para amar el dinero, puedes recurrir a utilizar declaraciones o afirmaciones, las cuales reprogramarán tu mente, al finalizar este post te dejaré algunas ideas.

Regresando a la relación que tenemos con el dinero, si cambiamos nuestros pensamientos hacia el dinero, por ende nuestros sentimientos se modificarán y nuestras acciones comenzarán a rendir frutos, viendo grandes resultados.

2. Piensan: Yo construyo mi vida

Las gente que posee una mente millonaria acepta que son los únicos responsables de crear su vida y su libertad financiera. No se esperanzan a que el gobierno disminuya los impuestos, les pague una beca para poder sobrevivir o les aumente el 2.5% de su sueldo cada año.

Tú eres el responsable de crear tu vida y riqueza. Eres el único que necesita comprometerse para lograr cambios en ella, deja de culpar a todos por lo que te sucede. Cuando somos quejosos hasta podrían catalogarnos como tóxicos, pues asumir un papel de víctima no pagará las deudas.

3. Establecen su meta financiera

No se si te ha pasado pero hablar sobre dinero es casi un tabú. A lo mucho lo mencionarás para quejarte con tus seres más cercanos pues no alcanza o tienes muchas deudas. Pero para quienes tienen una mente millonaria, hablar del dinero es de lo más normal. Hablan constantemente de inversiones, ahorros, fortuna neta, términos que para muchos, solo existen en los diccionarios.

Comúnmente uno piensa «desearía ser rico», lo entablamos como un sueño que quien sabe si logre cumplirse. A diferencia de las personas más ricas del mundo que establecen metas financieras, saber cuánto quieren ganar al finalizar el año. Establecer cuánto de ese dinero invertirán para producir más dinero y cuánto ahorrarán.

Así que estos son los primero pasos que podríamos establecer en nuestra vida, definir cuáles son esas metas anuales para luego poder establecer acciones a corto plazo que logren cumplirlas.

4. Bendicen a otra gente rica y millonaria

Nuestros pensamientos y palabras son los detonantes a la hora de crear nuestra realidad. He visto cómo muchas personas al ver a alguien con un hermoso coche rojo, marca jaguar; al instante gritan «maldito rico» o como aquí en México dirían «chingado riquillo, p*inch* carrito que se manda».

Puede ser solo una frase, pero de manera inconsciente estás maldiciendo a la riqueza. Cuando decimos esto, nuestro inconsciente entiende que no es bueno ser rico, pues generalmente ¿a que maldecimos? a lo que no nos gusta, se vuela el taxista el alto: ¡P*inch* taxista!; entran a robar a lado de tu casa: ¡Malditos rateros!

Si maldecimos a la gente millonaria, estamos programándonos para rechazar ser ricos, por lo contrario, si deseamos ser extremadamente ricos, debemos bendecir y agradecer a dios por ello. Pues si ellos pudieron volverse ricos, nosotros también. ¿O acaso no te crees capaz? Claro que puedes, la única diferencia entre tú y ellos es el conocimiento, y la gran ventaja de ello es que puedes aprender fácilmente.

Debes sentirte feliz cuando veas que los demás logran prosperar, ya que si los envidias o crees que por cuestiones deshonestas lo ganaron continuarás repitiendo tus patrones de pensamiento antiguos que solo te llevan a la pobreza.  Bendice la prosperidad, que hay demasiada abundancia para todos. Es más, repite a diario “soy un imán para el dinero, merezco la abundancia en mi vida”

"Soy un iman para el dinero, merezco la abundancia en mi vida"

5. Se relacionan con otras personas prósperas

¿Y esto para qué? La Programación Neurolingüística establece que somos el resultado de las 5 personas con las que más convivimos a diario. Adoptamos su mentalidad y por ende actuamos como ellos. Así que analiza ¿de quien estás rodeado? ¿cómo piensan? ¿son personas tóxicas y quejosas? ¿son negativas?

Si la gente rica y millonaria han logrado sus grandes sumas de dinero, hablo específicamente de los que han logrado su riqueza trabajando de forma inteligente; es debido a que piensan de forma positiva, son expertos en inversión, dominan a la perfección las ventas y el mercadeo y saben el poder que tiene saber relacionarse y convencer a otras personas.

No cometas el error que yo cometí, pensar que con leer libros sería suficiente para aprender. La experiencia que las personas prosperas tienen para compartir no lo encontrarás en ningún libro.

Inscríbete en algún club donde vayan millonarios, comienza a entablar conversación con ellos, si son gente grande de edad mucho mejor, tendrán todavía más experiencia que compartir. Si tienes hijos, inscríbelos en algún curso o deporte donde vayan los chicos de más adquisición económica de tu ciudad, y crea amistad con sus papás.

En las pláticas informales es donde mayor riqueza encontrarás, su experiencia, consejos y recomendaciones sobre cómo crearon su fortuna serán tu mejor herramienta para poder ser como ellos. A esta práctica se le conoce como Modelaje en PNL. Repite todo aquello que les haya funcionado para crear riqueza y prosperidad, con el tiempo podrás ir adecuando sus estrategias a lo que más te convenga.

6. La gente con mente millonaria cobra por sus resultados.

Estamos acostumbrados a cobrar por el tiempo invertido en el trabajo, nos pagan el mismo salario si trabajamos en un horario determinado, si queremos ganar más entonces debemos dar horas extras. Este es el ambiente habitual, sin embargo para los millonarios, esto no es así.

Ellos cobran por los resultados, pues el conocimiento es lo que verdaderamente cuenta, ya que lo que tu sabes (y otros no) puedes resolver problemas que otros no pueden, así sea en cuestión de 15 a 20 minutos puedes cobrar por un servicio o producto hasta 50usd.

Cuando va un técnico y da mantenimiento a tu aire acondicionado, a lo mucho tardará 20 minutos y resolverá el problema, con la mano en la cintura, te dice el costo de su servicio y muchas veces crees se excedió y debiste pagar menos, pero no. Te cobro por lo que sabe, es decir por su conocimiento. No por el tiempo empleado.

Hay muchos trabajos en donde te pagan por tu conocimiento pero generalmente no es así. Yo trabajo en el ámbito educativo, hagas o no hagas te pagarán lo mismo. Tal vez por eso la desmotivación de muchos trabajadores.

La realidad es que si deseas que te paguen por tu conocimiento deberás crear tu pequeño negocio, físico o como yo, digital. Este blog es precisamente una fuente de ingresos pasivos. Mes con mes me brinda dinero, sin mayor esfuerzo. No negaré que en un inicio fue todo un reto, pero una vez en marcha, todo es más sencillo.

Lánzate a salir de tu zona de confort, ¿en qué eres bueno? ¿En qué eres experto o tienes habilidad y podrías cobrar por ello?

7. La gente con mente millonaria son excelentes receptores

Cuando te dicen un cumplido ¿qué haces? dices gracias, o dices esta frase pero lo complementas con un justificante o sales con un igualmente.

Eso solía hacer yo, reconocían mi trabajo, y respondía, gracias, no lo pude haber hecho sin usted. Me chuleaban mi pantalón y contestaba gracias, lo compre en super promoción. ¿No te ha pasado?

Definitivamente era una malísima receptora, cuando te reconozcan, elogien o ensalsen como decimos en México, simplemente di ¡GRACIAS! y disfruta ese momento con una gran sonrisa

Si deseas convertirte en alguien rico y millonario, necesitas primero aprender a ser un excelente receptor. Muchas veces encontramos moneditas tiradas en el camino y las dejamos ahí, ¡NO! recuerda la frase «Soy un imán para el dinero», recógela y dí ¡Gracias, gracias, gracias!

Cuando recibas tu salario, te paguen un bono extra, te regresen algún dinero que habías prestado o te regalen algo, lo que sea, siempre agradece por ello, siéntete feliz y dispuesta a recibir todavía más. De esta forma, atraerás más dinero en tu vida, más prosperidad y abundancia.

8. Los ricos son más grandes que sus problemas

Para entender esto mejor, ¿alguna vez has experimentado el fracaso? ¿Cómo reaccionaste? ¿te dejaste vencer y no volviste a intentarlo de nuevo o te dijiste a ti misma <Esto no es para mí>?

Que hayan personas millonarias no significan que no tengan problemas, o que todo les vaya excelente en la vida. Al igual que nosotros fracasan, si no me crees lee las pequeñas reseñas de Henry Ford, Oprah Winfrey o el tan famoso Robert J Junior alias «Iron Man» (por cierto, me encanta jaja)

La diferencia es que ellos al igual que muchos con mente millonaria, están convencidos que son más grandes que sus problemas. No hay obstáculo que no puedan superar, ni reto que no puedan asumir, o problema que quede sin resolver.

Si tu convences a tu mente de tu capacidad, créeme que lo lograrás. Es cuestión que decidas afrontarlos, seguir adelante y continuar.

9. Las personas millonarias saben cómo administrar su dinero

Hay una metáfora que el autor Harv Ecker cuenta en su libro. Nos hace recordar cómo actúa un padre amoroso. ¿Recuerdas de pequeña cuando querías demasiado ese juguete que era muy divertido pero a la vez peligroso si no tomabas las medidas de precaución adecuadas?

Pues resulta que en su momento, decidiste jugar con esos patines y no te pusiste el casco, rodilleras y coderas. ¿qué pasó ese primer día? regresaste toda moreteada, raspada y adolorida. Si tus padres fueron de la vieja escuela, seguro se preocuparon, curaron o hasta te llevaron al doctor pero de la regañiza no te escapaste y del castigo mucho menos. Asi que por lo menos dos semanas te quitaron los patines.

Creo todos creemos en la existencia de un ser superior, yo le llamo Dios, tu tal vez le llamas Jesús, Jehová, universo, o de alguna otra forma. La cuestión es que al igual que un padre cuida a sus hijos y le quita aquello que puede hacerle mal o que no sabe usar correctamente, de la misma forma ocurre con el dinero.

Si una pequeña o moderada cantidad no sabes administrar, mucho menos sabrás como administrar una cantidad enorme.

Y te lo digo por experiencia, mi primer sueldo no era más de 500 dólares mensuales sabía como distribuirlos para vivir cómodamente al mes, para quienes conocen mi historia, sabrán que gracias a la ley de la atracción y a diferentes actividades pude duplicar mi sueldo.

Cuando eso sucedió, no sabía de la forma de organización que Harv Ecker recomienda, por lo tanto, mis gastos aumentaron y mis deudas también. Lejos de prosperar, retrocedí. Y volví a ganar lo mismo que antes, ¿coincidencia? No lo creo. Mas bien, es ese mismo padre amoroso que quita aquello que no sabes utilizar, para que ahora si aprendas y te regrese multiplicado.

Y ahora sí, comienza a actuar:

Organiza tu dinero tal como los ricos con mente millonaria lo hacen. Si tu dinero lo recibes quincenalmente entonces harás esta distribución cada quince días, si es mensual, cada mes. Compra 6 sobres o frascos en los que distribuirás todo tu dinero de la siguiente forma.

10% para Inversiones (libertad financiera)

10% para juegos (gastos para ti)

10% para gastos a largo plazo (viajes, coche o imprevistos)

10% para educación (mejorar tu preparación profesional)

10% para dar o regalar

50% para necesidades básicas.

Distribuye tus ingresos en los seis sobres como lo hace la gente con mente millonaria

Pongamos un ejemplo, si recibes a la quincena 4000 pesos, 400 serán destinados para inversiones, ya sea que no toques este dinero y lo juntes por un año y al finalizar lo inviertas en algún negocio, te asocies con alguien, o lo inviertas en un banco. Otros 400 serán para cosas o actividades que disfrutes, por ejemplo ir al cine, salir a cenar, o si amas el ejercicio pues para inscribirte al gimnasio, ya tu decidirás.

400 más serán utilizados para alguna compra a largo plazo como casas, coches, viajes. La misma cantidad la utilizarás para perfeccionar tu educación, es decir para algún curso, comprar libros, ir a conferencias, etc. Un monto igual, destinarás para dar o regalar, ya sea a alguien que lo necesite, para dar a una iglesia o para dar un regalo a algún ser querido. Y por último 2000 pesos serán destinados para gastos básicos como colegiatura, luz, agua, comida, transporte, etc

Claro está que estos porcentajes pueden variar, por ejemplo si decides que una quincena solo saldrás una vez al cine porque ves que no te alcanza para el transporte, pues estas en la libertad de ajustarlo. Mi sugerencia es que el dinero destinado a las inversiones, los gastos a largo plazo y a la educación, no las modifiques.

Ahora sí, ya conoces todo lo pasa por una mente millonaria, solo queda comenzar a aplicarlo ¡Tú puedes, es fácil y lo puedes lograr! ¿Qué te pareció este artículo? ¿Alguna vez lo habías aplicado? Coméntame, ¿qué otro gasto incluirías en cada clasificación? Espero tus aportaciones, para que juntos podamos aprender más sobre la administración del dinero.

10. Dominan su mente, la utilizan a su favor

Creo que ésta controla a todas las otras características anteriores de las grandes mentes millonarias, cuando uno logra controlar aquellos pensamientos quejumbrosos, de carencia, limitantes, de miedo y que constantemente te dicen no eres capaz, no lo intentes o que flojera; es cuando logras salir de tu zona de confort.

Una vez que expandes tu zona de confort, llegas a la zona de aprendizaje, mientras más aprendes, más conocimiento y habilidades tendrás, por lo tanto no volverás a ser la misma. Si deseas controlar tu mente necesitas decir a diario las siguientes declaraciones o también conocidas como afirmaciones positivas.

Recuerda que la repetición es la clave del aprendizaje, mientras más las digas, mejor. Y si lo haces durante 21 días, lograrás que cada una de tus células se encuentren reprogramadas con nuevos pensamientos.

Así que sin más preámbulos aquí te dejo algunas afirmaciones. Para que así todos los días recuerdes decir tus afirmaciones para reprogramar tu mente.

Afirmaciones para la abundancia

«Soy un imán para el dinero, gracias, gracias, gracias»

Tengo una gran habilidad para organizar mi dinero, siempre recuerdo distribuirlo en los 6 sobres,

Agradezco a diario la abundancia que Dios tiene para mí, siempre atraigo dinero

Bendigo el dinero, la abundancia, la prosperidad, soy feliz de tenerlos en mi vida.

El dinero es muy importante, por eso siempre atraigo más y más a mi vida

¿Quieres conocer los demás secretos de las grandes mentes millonarias? Simplemente da clic en el siguiente enlace, para que puedas adquirir el libro. Mismo que recomiendo ampliamente releer mínimo 2 veces al año. Para que tu mente quede totalmente reprogramada, como siempre he dicho, la acción será realmente la que permita tu cambio, disponte a actuar hoy mismo, adquiriendo este gran tesoro.

Si deseas comprar el libro impreso accede al enlace de la izquierda pero si lo deseas en digital entra al de la derecha:

¡Nos vemos en el siguiente post!

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *