Autoestima

9 claves para la felicidad

Creo que todas alguna vez en nuestra vida hemos pensado en ¿cómo alcanzar la felicidad? La felicidad es un estado del ser. A diferencia de la alegría que es momentánea y en la que debido a la liberación de hormonas sentimos un torrente que inunda nuestro cuerpo. Sin embargo, la felicidad va más allá, es un estilo de vida, es lograr estar en paz, tranquilidad y poder disfrutar cada momento de tu vida. Es por ello que en este post analizaremos las 9 claves científicamente comprobadas que crean la felicidad. ¡Comencemos!

1. Agradecer

Cuando agradecemos nos mantenemos enfocados en el aquí y el ahora, nos hacemos conscientes de todas las cosas buenas que tenemos, ¿acaso crees que tener una casa, una cama, ¡internet! lo tiene todo el mundo? ¡NO! 736 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día. Somos del afortunado porcentaje que puede tener comodidades. ¿Puedes leer este post? Agradece que tienes ojos y puedes ver, agradece que sabes leer, agradece que puedes tomarte unos minutos para descansar y tener un momento de reflexión.

Creo una de las cosas que he aprendido siendo docente de comunidades rurales, es poder darme cuenta que “mis problemas” son nada a comparación de la pobreza, miseria, dolor y discriminación que las personas en zonas marginadas viven. Pues si bien es cierto que tú también tienes problemas familiares “que si agarran mis cosas” “no me alcanza el tiempo” “que si siempre me enfermo” ¡Sí, pero ellos viven todo eso y además viven con un café de desayuno, un plato de frijolitos y tortilla de almuerzo; y un pozol de cena (si corren con suerte) porque si no pues toman un café de nuevo. ¡Ah! Y sin servicio médico.

Tienes mil y una cosas por las qué agradecer. Hoy antes de dormir realiza un listado de 5 cosas por la que estas agradecido ¿tienes una mamá regañona? Agradece, hay quienes nunca tuvieron una o ya falleció, ¿tienes un jefe que te explota? Agradece, hay quienes no tienen trabajo, ¿no te gusta el peso que tienes? Agradece que tienes un cuerpo con todas sus extremidades que te permiten moverte con libertad.

Si comienzas tu día agradeciendo a Dios por regalarte un día más, una nueva oportunidad y por todas las personas que te rodean, iniciaras tu día con la mejor actitud sintiendo tanta felicidad por ser tan afortunada. Por favor, cambia tu mentalidad si eres de las que dicen “cuando tenga ese coche seré feliz” “cuando haga ese viaje seré feliz”.

Tienes el poder de decisión de ser feliz ahora.

Tienes el poder de ser feliz ahora

2. Ser positiva

Este punto realmente ¡Me encanta! Tengo tanta facilidad de verle el lado bueno a las cosas, me refiero a verle los atributos de las personas, detectar el beneficio de haber vivido una ruptura amorosa, de tener un jefe exigente, de haber vivido un accidente, hasta de mis enfermedades. Créeme que de todo.

De una ruptura amorosa, te permite identificar cuales fueron tus errores, aquello que no volverás a repetir y aquello que no toleras en una pareja. El tener un jefe exigente, te hace esforzarte y dar lo mejor de ti en todos tus proyectos, te hace aprender más que otros colegas y al final tener ventaja en el ámbito profesional. El haber vivido un accidente (no fue en mí, pero si tuve que asumir las responsabilidades de otros, teniendo que reajustar mis gastos y me forcé a salir de mi zona de confort), agradezcan a ese accidente pues de no haber sucedido no me hubiese lanzado a ¡crear este blog!

Si has leído mis publicaciones, sabrás que las enfermedades provienen de no saber manejar tus emociones, enfermarme permite darme cuenta en que estoy fallando, qué no he logrado perdonar, qué no me atrevo a decir, qué me limito a hacer y qué pensamientos negativos aun no he logrado eliminar de mi mente. Si quieres saber más sobre ello, te sugiero revises:

Dime que emociones sientes y te diré que enfermedad padeces

De tal forma que si yo puedo verle el lado positivo a todo lo que me sucede ¡Tu también! Cada que te suceda algo que no te guste o que consideres como una desagracia, pregúntate ¿Qué puedo extraer de positivo a este evento? ¿Qué puedo aprender de él? ¿Qué voy a hacer ahora al respecto? Y sobre todo, comienza a actuar. Recuerda que de las victorias no se aprende tanto como de los fracasos y tal como Thomas Alba Edison dijo cuando creo la bombilla eléctrica: “No he fracasado, he encontrado diez mil formas que no funcionan”. Si vas por la vida con esta perspectiva créeme que alcanzarás la felicidad.

3. Ayudar a los demás

Supongo que alguna vez has ayudado a alguien y después de haberlo hecho has sentido esa satisfacción, tranquilidad y felicidad en tu corazón. Cuando ayudes hazlo sin esperar recibir un gracias o algún favor a cambio, pues si no lo recibes entonces te frustrarás y ya no querrás volver a ayudar.

Ayuda a algún familiar que viva solo y necesita apoyo para acomodar muebles pesados, ayuda a las personas que se encuentran vendiendo dulces o sus productos en la calle comprándoles, ayuda a tu compañero que vende productos multinivel por catálogo consumiéndole, ayudar es más satisfactorio cuando brindamos nuestro apoyo sin que nos lo pidan.

Ayuda al necesitado

Proponte una vez a la semana asignar una hora para ayudar a aquel familiar, conocido, amigo (para empezar) y gradualmente conviértelo en hábito. A la larga vas a querer hasta meterte a alguna organización civil sin fines de lucro que se dedique a ayudar a las personas brindando servicios y apoyos.

4. Dar

Con dar no solo me refiero al dinero si no también al tiempo. ¿Cuántas veces no has olvidado marcarle a tus padres o abuelos por tener una agenda tan ocupada? ¿Cuántas veces la avaricia te ha cegado y has hecho como que si no viste al niño o indigente que pide limosna?

Si aun no estas convencido recuerda que “Dios da más al que da con alegría” o si no eres muy apegado a la religión, recuerda el Karma, el cual se refiere a que se te regresará todo lo que das (si haces actos malos, se te regresarán cosas malas, pero si haces cosas buenas también volverán a ti multiplicado).

Incluso las personas millonarias lo hacen, patrocinan becas, brindan apoyo a las personas vulnerables, organizan fundaciones. El autor T Harv Ecker en su libro “Los secretos de la mente millonaria” sugiere destinar de un 5% a un 10% de nuestros ingresos para dar. Puede ser a algún familiar que se encuentre necesitado o ¿Quién no tiene familiares y amigos que cumplen años? Pues puedes utilizar ese recurso para comprar un regalo para ellos. Obviamente, no utilizarás todo tu sueldo para repartir a los demás, solo un pequeño porcentaje destinarás a ese propósito. Si quieres saber más sobre la forma de administración de tus ingresos te sugiero revises:

¿Quieres ser millonario? Conoce los secretos de la mente millonaria

Hace algunos meses, a la puerta de mi casa llego una señora como de unos 50 años de edad en silla de ruedas, sin piernas, con una sombrilla instalada sobre su silla de ruedas vendiendo saborines (un saborín es como una paleta de hielo pero en bolsa de plástico). No dude en comprarle, al pagarle me dijo “gracias, dios se lo regrese multiplicado” y note en su cara tal felicidad que permitió darme cuenta lo feliz que fue con ese simple acto, es verdad… rompí mi dieta comprando los saborines pero la felicidad que sentí en ese instante la continuo sintiendo cada vez que recuerdo ese momento. Este es solo un pequeño ejemplo que estoy segura se queda corto con todo lo que tú has dado y eres capaz de dar.

5. Ser fiel a ti

“Somos arquitectos de nuestro propio destino”. Albert Einstein

Me refiero a este punto no de manera egoísta, si no de forma inteligente. ¿Alguna vez has cambiado tu postura para no ir contracorriente? ¿Te has limitado a hacer eso que amas por el qué dirán? ¿has dejado de hacer eso que te apasiona por no ser de agrado a los demás? ¿Has hecho cosas que no querías solo por complacer o agradar? Esos son claros ejemplos de que no te eres fiel.

La felicidad está en aquellas personas que defienden sus ideales, que hacen lo que les gusta y apasiona. Pero eso sí, no llegues a ese punto en el que no te importe hacer sentir mal a alguien o lastimar a terceros por querer hacer tu voluntad. Recuerda que tu libertad se termina donde comienza la de los demás.

Sé fiel a ti, trabajando en lo que te gusta, se fiel a ti dándote momentos en el día para tu cuidado personal. Uno podría pensar que es difícil cuando se vive en pareja , pues queremos darle prioridad a satisfacer lo que la pareja quiere. Sin embargo, recuerda que hay mil y una formas de hacer las cosas.

Si por ejemplo, tu pareja quiere ir al cine, pero tu quieres ir a salón de belleza. No te sacrifiques dejando de hacer lo que tu quieres, distribuye las actividades a lo largo de la semana o el día de tal forma que todos puedan hacer lo que ambos quieren, pero en su momento. Así trabajarás la paciencia y tolerancia a la diversidad de ideas y además te serás fiel a ti.

En ocasiones queremos emprender con algún proyecto, negocio o idea pero al contarle a las personas que amamos o mas cercanas, nos desmotivan y nos convencen que puede que no sea tan buena idea. Ellos hablan según su experiencia, no es que sean malos, se preocupan y no quieren verte sufrir (en el peor de los panoramas) pero recuerda Sé fiel a ti, si fracasas lo tomaras como un aprendizaje, pero en el camino créeme que disfrutarás cada paso que des, sintiendo esa felicidad de crear y creer en ti y en tus capacidades. O puede que no, puede que no te rindas hasta lograrlo, entonces alcanzarás el éxito y sentirás esa plena satisfacción de haber confiado en ti.

6. Evita compararte

“Todos somo diferentes” Aprendemos en diferente ritmo, nos gustan cosas distintas, hemos vivido diferentes experiencias, nos han crecido diferentes familias. ¡Incluso los hermanos gemelos son diferentes! Entonces ¿Por qué insistes en compararte con los demás? Esta bien tomar el ejemplo de otros pero para motivarnos e impulsarnos a que si el/ella pudo yo también puedo, no para hacernos sentir mal.

Recuerda que es muy fácil caer en el papel de victima “pobre de mi, nunca tuve un buen ejemplo de mis padres” “pobre de mí, no pude terminar de estudiar por que tuve que trabajar para mantener a mis hermanitos” y así hay muchos ejemplos. Hoy estás a tiempo, hoy es el día indicado para lograr eso que siempre quisiste hacer. Convierte al hoy en el día en que tu vida cambio.

7. Vive el presente

He conocido a personas que se la viven en el pasado, odiando a la ex pareja de hace 20 años, recordando lo que le dijo la mamá hace 50 años, culpabilizándose por algo que no hizo hace 10 años, pensando que si hubiera hecho aquello, hoy no estaría donde se encuentra. Perdona, olvida, deja ir todo lo que te hicieron y lo que hiciste, elimina esos remordimientos y culpabilidades. Pide perdón de ser necesario, enmienda tus errores para que puedas continuar en paz y tranquilidad con tu vida. Si te es difícil poder perdonar, te sugiero revises:

Perdonar y olvidad. Las claves para mejorar tu salud

Y por otra parte hay quienes viven en el futuro, con temor a no cambiar o emprender por temor a perder todo en el futuro, con la ansiedad si despertarán un día más, vivir con el miedo de tomar decisiones difíciles por no querer asumir las consecuencias de tal forma que eliminan cualquier posibilidad al cambio y deciden quedarse en su zona de confort aunque se sientan infelices ahí, ya que es seguro.

Te dejo esta frase de Albert Einstein para que reflexiones: “Nunca pienso en el futuro, llega demasiado rápido”

No pienso en el futuro

Tanto el pasado como el futuro no existen. Lo único que verdaderamente existe es hoy, es este preciso instante, disfruta y agradece lo que tienes en este momento a tu alrededor ¿empleo? ¿una cama? ¿una casa? ¿familia? Mantente pensando de manera consciente, controla tus pensamientos para que te mantengas siempre enfocado, enfocado en tus metas, en tu familia, en ti, en lo que vivas a cada instante.

Me ha pasado que estando en la oficina estoy preocupada por algún problema familiar y estando cenando con la familia estoy pensando en los problemas del trabajo. Estoy segura que a ti también te pasa. Cuando esos pensamientos lleguen a ti, aplica lo que yo hago, si quieres saber cuáles son esas técnicas para controlar nuestra mente, te sugiero revises:

¿Mente inconsciente? Tips efectivos para controlarla

Tengo incluso, un video completito, donde explico la técnica «Colapso de Anclas» de Programación Neurolinüística. Esta técnica sirve para eliminar aquellos recuerdos que ya no deseas tener en tu mente y quieres sustituirlas por ideas positivas. Solo da clic aquí para que puedas aplicarla en tí.

8. Relájate

Como comenté previamente, todos somos diferentes y lo que para mí es relajante puede que para ti sea estresante. Pero bien es cierto, que cada uno se conoce mejor que nadie. Así que identifica esas 5 cosas que te relajan para que te des por lo menos una vez a la semana un tiempo para hacerlas.

Vivimos en un mundo caótico, donde todo se hace a la voz de ya. Todo sucede muchas veces tan rápido que llegamos a estresarnos, preocuparnos y luego enfermarnos por no darnos esos momentos de relajación.

A mi me relaja escuchar el sonido del mar, meditar, hacer yoga, leer un libro. Pero puede que a ti te relaje escuchar música, correr, salir a dar un paseo por la naturaleza, tomar un masaje, ver alguna película cómica, tomar un café mientras platicas con tus amigas, existe un sinfín de posibilidades, detéctalas y comienza a aplicarlas. Puedes inclusive incluir alguna de la lista que te recomiendo a continuación:

10 formas de consentirte y amarte” (super económicas)

9. Rodearte de gente positiva y feliz

Rodeate de gente positiva y feliz

Creo que esta es una de las más importantes, a veces es inevitable no caer en las negatividades a tu alrededor. Si todos tus compañeros de trabajo o tu familia se quejan, se lamentan, nada les parece a la larga puede que te infecten con su malestar y cuando menos te des cuenta estarás diciendo y actuando como ellos (me ha pasado). Así que deberás tomar acción ante ello, renuncia a tu trabajo y divórciate, jaja lo siento, fui drástica. Pero puedes recurrir a alguna de las siguientes técnicas.

Cuando llegues a ese lugar en la que hay gente negativa, siéntate o párate con la espalda bien recta y con los pies bien plantados sobre el piso, respira profundamente y con los ojos cerrados o abiertos imagínate que arriba de tu cabeza hay una punto blanco, es como una luz, observa como poco a poco comienzan a salir cuatro rayos de luz hacia abajo formando las paredes de una pirámide, estas paredes rodean tu cuerpo, cuando llegan al suelo, cierran sus líneas creando una base cuadrada y conforman una pirámide blanca, en la cual te encuentras dentro. A donde sea que vayas esa pirámide te rodea. Respira profundo dos veces y continua con tus actividades.

Cuando alguna de las personas que siempre tiran sus negatividades hacia todos lados comience a hablar (recuerda que no te atacan, solo se quejan y nada les parece) imagina que entre tu y esa persona se crea una barrera o una pared muy alta que hace que rebote todo lo que dice hacia otros lados, quedándote protegido de todo lo que emana de su boca. Recuerda eliminar esa barrera cuando haya terminado de lanzar sus ideas negativas, de lo contrario comenzaras a ignorarla y cuando necesite comunicarte algo importante o demostrarte afecto la rechazarás y no queremos eso, solo queremos que no te afecte su vibración negativa.

Ahora que si eres un fiel creyente puedes decir la siguiente oración dedicada a San Benito:

Oración a San Benito contra males y envidias

Por otra parte, si te rodeas de personas positivas, tú también comenzarás a actuar como ellas, pensar como ellas y hablar como ellas. Incluso tu puedes convertirte en ese cambio e irradiar tu nueva perspectiva ante la vida con los demás; cree ciegamente en que es posible el ser feliz y positivo, poco a poco verás como las personas a tu alrededor comienzan a cambiar. En caso de que tomes esta última decisión, recuerda ser perseverante, di tus afirmaciones positivas durante las mañanas y antes de dormir, si no sabes como realizar las afirmaciones da clic aquí

En conclusión

La felicidad se logra por decisión, no es cuestión de suerte. Diariamente toma la decisión de ser feliz, aplicando cada una de las 9 claves que leíste en este post y recuerda siempre la siguiente frase:

“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estás haciendo, entonces serás exitoso” ― Albert Schweitzer

No esperes a que llegue el mañana para ser feliz, actúa hoy y cambia tu estilo de vida. Si te gustó esta publicación, dale compartir por Facebook, Pinterest o Whatsapp. Que este sea el inicio de un movimiento que permita a más personas ser felices. De igual forma envíaselo a aquel familiar, amigo o conocido que le haga falta. ¿Hay alguna otra clave que consideres debemos anexar? Házmelo saber en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *